"y estad siempre preparados para responder con mansedumbre y reverencia a cada uno que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros".
1 Pedro 3:15

Busqueda

Favoritos

jueves, 14 de noviembre de 2013

Lo que los Antimormones no te dicen: Nuestra Madre Celestial - Jesus y Satanas son Hermanos


Por Stephen Michael Purdy  
 
"Según el mormonismo, Dios tiene una esposa, también divina."-Matt Slick

La enseñanza de una Madre Celestial se relaciona con nuestra creencia del matrimonio celestial. En el templo, nosotros no nos casamos "hasta que la muerte nos separe", sino "por el tiempo y toda la eternidad". Nuestros Padres Celestiales son seres divinos y tienen hijos espirituales. La familia terrenal (padre, madre e hijos) es a la imagen de la organización que existe en los cielos. La familia es clave para nuestro progreso y felicidad eterna.

Tener una familia nos enseña paciencia, amor incondicional, y muchas otras cualidades que nos ayudan a progresar y ser más como nuestro Padre Celestial. Podemos entender un poco más como Él se siente en su relación con la familia humana en la tierra. Dios mismo es glorificado a través de su progenie. Creemos que el matrimonio es una institución celestial y que la familia puede ser una fuente de gozo y felicidad eterna."He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre" (Salmos 127:3). Jesús aprobó el matrimonio en las bodas de Canáan (Juan 2:1-11 ) y en palabras directas citando el Antiguo Testamento. En el Nuevo Testamento nuestro Salvador y Redentor Jesucristo nos enseñó, "al principio de la creación varón y hembra los hizo Dios. Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos sino uno. Por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre" (Marcos 10:6-9véase Mateo 19:4-7). Pablo confirmó diciendo, "en el Señor, ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón; porque así como la mujer procede del varón, también el varón nace de la mujer; pero todo procede de Dios" (1 Cor. 11:11-12). Y no debemos olvidar que "no es bueno que el hombre este solo."

¿Debemos casarnos y tener hijos?... El primer mandamiento que Dios dio al hombre está en Genesis 1:28. No creo que Dios diera un mandamiento para tener hijos, si Adán y Eva no estaban casados y por eso la Biblia dice,"Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra", (Gén 1:28). Dios pedió de ellos una vida de familia porque es parte de la plan de salvación y felicidad. Nosotros enseñamos que Dios ordenó y aprobó el matrimonio de Adán y Eva en el Jardín de Edénantes de la caída y "todo lo que Dios hace será perpetuo" (Ec. 3:14) o "para siempre". Enseñamos que el hombre debe dar "honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida" (1 Pedro 3:7). Como nuestro Padre en los cielos, el hombre "se unirá a su mujer, y serán una sola carne" (Génesis 2:24). 

¿Qué hay de los versículos en el Nuevo Testamento que parecen contradictorios?… Pues, los comentarios en el Nuevo Testamento sobre el matrimonio muchas veces son fragmentarios e incompletos. Por ejemplo, consideramos las palabras de Pablo a los Corintios como instrucciones para una situación especial cuando dio su propio consejo(1 Cor. 7:25) . Pablo respondió a algunas preguntas específicas, más probable sobre los que fueron llamados para servir misiones de predicar el evangelio en lugares distantes. 

También existe confusión sobre las palabras de Jesucristo cuando enseñó que no se casen ni dan en casamiento en los cielos (Lucas 20:34-36). Con esta enseñanza, estamos de acuerdo. James E. Talmage hizo el siguiente comentario al respeto, "En la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento; porque todo asunto o problema referente al estado casado debe resolverse antes de esa época bajo la autoridad del santo sacerdocio, en el cual está comprendido el poder para sellar en matrimonio por esta vida así como por la eternidad".1 O sea, el reino más alto del cielo es un lugar donde existen relaciones eternas solamente. Matrimonios nuevos no se hacen allí. 

En antiguos tiempos, Jesucristo confirió a Pedro la autoridad del sacerdocio de Melquisedec. El explicó como uno con el poder y autoridad de Dios puede sellar las familias eternamente cuando dijo "Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos" (Mateo 16:19 véase Marcos 10:9). Es significante que dice "lo que atares en la tierra ." José Smith reveló que el matrimonio en el templo, como el bautismo, es una ordenanza y un convenio terrenal, o sea, no se puede hacer en los cielos o después de su resurrección.2 Por consiguiente, los versículos como se encuentra en Lucas 20, son mejor entendidos en conexión con la ley del casamiento celestial como han sido reveladas de nuevo en los tiempos modernos por medio de los profetas.

James E. Talmage dijo, "Jesús no optó por impugnar los elementos del problema que le fue presentado; y poco importaba que el caso fuera supuesto o real, en vista de que la pregunta, ‘¿de cuál será ella mujer?’, estaba basada en un concepto completamente erróneo."1 Primero, los saduceos en este relato negaban la resurrección y negaban que Jesús fuera el Cristo. Los Saduceos no estaban dispuestos para escuchar y aprender sobre la resurrección y mucho menos sobre el matrimonio celestial (Mat. 7:6). Ellos simplemente querían que Jesús dijera algo que contradecía la Ley. Segundo, ellos se refirieron al casamiento bajo la ley de Moisés, "Si el hermano de alguno muriere teniendo mujer, y no dejare hijos, que su hermano se case con ella, y levante descendencia a su hermano" (versículo 28). Pero la ley de Moisés con el sacerdocio preparatorio (Levitico/Aaronico) no incluía el convenio sempiterno de matrimonio ni la autoridad para sellar por la eternidad las familias como le fue dado a Pedro por Jesucristo. Entonces en la situación propuesta en "aquel siglo", se hubieran casado con ella solamente por el período de la vida terrenal y por eso en la resurrección serían"iguales a los ángeles" (versículo 36 véase DyC 132:17-20). 

El Sacerdocio Aaronico y la ley de Moisés eran preparatorios porque el pueblo rescatado de Egipto no podía vivir la ley mayor. Eventualmente vino Jesucristo con la autoridad del Sacerdocio de Melquisedec y con esta autoridad había un cambio de ley (Hebreos 7:11-12). No todos tendrán el privilegio de recibir las bendiciones de un matrimonio eterno porque requiere que las personas cumplan con los convenios del Señor bajo su ley mayor (DyC 132:7-17). Hay muchas personas fieles que son solteras y entendemos que algunas no se casarán en esta vida o no recibirán esta ordenanza antes de morir. Igualmente como en la ordenanza del bautismo, Dios no hace excepción de personas. Por consiguiente toda persona digna quien merece tales bendiciones las recibirá. La ley de Dios permite que los matrimonios se hagan en la tierra bajo la autoridad del sacerdocio por los seres mortaleso por medio de sellamientos de apoderados (vicarios) en el templo. Así todo asunto al respeto al matrimonio celestial será resuelto antes de la resurrección para los que quieren aceptarlo y los que Dios juzga como dignos. 

Ahora regresamos al tema original. ¿Tenemos una Madre Celestial?... No tenemos mucha información sobre una Madre Celestial, entonces es simplemente entendido que si hay un Padre, debe existir una Madre también. Imagino si Dios el Padre tiene una esposa divina, glorificada, y exaltada, ella sería "uno" con Él en voluntad, propósito y conocimiento. Cuando yo reflexionaba sobre la posibilidad de una Madre en los cielos, me preguntaba: Si los sexos masculinos y femeninos no son características celestiales y divinas, ¿Por qué nos hizo Dios varón y hembra? ¿Los propósitos de Dios consiste en hacer creaciones inferiores?... Bueno, me imagino que nuestros Padres Celestiales quieren que sus hijos espirituales seamos como Ellos. 

La doctrina revelado por medio de José Smith explica el texto que se encuentra en Génesis, "Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza;… a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó." Aparentemente somos hechos a la imagen y semejanza de Dios, varón y hembra… ambos. ¿No es posible también que el Hebreo traduzca al español con palabras como "hagamos" y "nuestra" porque sonplural (como Padre y Madre)?... Creo que fue José Smith quien declaró que esta enseñanza no se enseñaba en las escrituras abiertamente porque es tan sagrada. El hombre natural blasfema el nombre del Padre y con el conocimiento de una Madre es más probable que blasfemaría a ella también. Por causa de la naturaleza sagrada del tema, no se menciona mucho en la Iglesia hoy en día tampoco. Jesucristo enseño algo al respeto cuando dijo, "No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen" (Mateo 7:6). Como siempre, el Señor tuvo razón. Las creencias que son sagradas para nosotros están manipuladas, torcidas, y burladas aún cuando las apreciamos tanto. 

"Ya que ambos [Padre y Madre Celestial] son personas exaltadas cada una posee un cuerpo físico. En su estado exaltado, divino, tienen relaciones sexuales de las cuales se engendran espíritus hijos que crecen y maduran en el ámbito espiritual."-Matt Slick

En su resumen, un crítico de nuestra iglesia hace algo que se llama una hamburguesa de mentiras. El pone unas verdades sobre nuestras creencias y mete una decepción en el centro para que la gente la coma. "Relaciones sexuales", como insinúan los detractores, es la manera en que seres mortales engendran hijos con cuerpos físicos. ¿Por qué asumen que hijos espirituales provienen desde el mismo proceso? Su suposición no tiene lógica y su intento de profesar nuestras doctrinas es ofensivo.

No se enseña en la religión mormona que Dios tiene relaciones sexuales en los cielos como acusan los críticos de nuestra fe. Enseñamos que tenemos "Padres Celestiales" y que somos hijos espirituales de Dios, pero esto trata sobre una creación de hijos espirituales. Entonces el proceso sería espiritual, no físico ni carnal. El concepto de que Dios haría el acto de sexo físico, trato carnal, o cópula en los cielos es puro invento y especulación. Algunos deshonestos utilizan esta "creencia" para asustar a los investigadores y nuevos conversos de nuestra fe. Detractores lo hacen con la esperanza de que salgan corriendo desde la religión mormona hacía sus propias iglesias. Es una táctica común que los críticos interpretan nuestras doctrinas incorrectamente y toman suposiciones para pintar una imagen desagradable. Si tienen la oportunidad, relaciona cualquier doctrina o práctica con conceptos "sexuales" para un efecto de "escándalo". Creen que ayuda a su causa, pero al contrario lo daña porque es deshonesto.

"[Padres Celestiales]… se engendran espíritus hijos que crecen y maduran en el ámbito espiritual."

Ahora que tenemos claro que la creación de hijos espirituales sería un proceso espiritual, un profeta nos hace una pregunta. "¿No tenemos todos un mismo padre? ¿No nos ha creado un mismo Dios?" (Mal. 2:10 véase Núm 16:22, Oseas 1:10) Como el apóstol Pablo, alabamos al "Padre de nuestro Señor Jesucristo, de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra" (Ef. 3:15). Las escrituras enseñan que Dios, el Padre, es realmente el Padre de nuestros espíritus, y que somos sus hijos. Job 32:8 nos enseña que "Ciertamente, espíritu hay en el hombre", y Hebreos 12:9 llama a Dios el "Padre de los espíritus". Pablo describe la relación del género humano con Dios el Padre diciendo "Y siendo una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres"… "Porque linaje suyo somos. Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres" (Hechos 17:26,29). Nosotros somos el linaje de Dios y nuestro Padre Celestial es "Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos" (Efesios 4:6). 

Según mi entendimiento pasamos por 4 nacimientos. Dos son espirituales y dos son físicos: Primero, desde inteligencia hasta personaje de espíritu. Segundo, desde espíritu hasta ser humano. Tercero, el hombre puede nacer "de nuevo", o sea, espiritualmente en Cristo. Y cuarto, la resurrección. Las escrituras que cité arriba se refieren al primer nacimiento o la relación que tenemos con nuestro Padre Celestial desde el primer nacimiento. Es una hermosa enseñanza que "todos" nosotros, el género humano, somos hermanos y también hijos de Dios. ¿Como tratarían a los demás si supieran que somos hermanos y hermanas espirituales? ¿Cómo se comportarían si realmente entendieran que somos hijos de Dios? Algunos tienen el concepto erróneo de que enseñar que nosotros somos simplemente "criaturas creados" resultará en personas más humildes. Pero si una persona cree que es una criatura pecaminosa y nunca jamás será perfecto, vivirá su vida como así. Si una persona cree que es un hijo de Dios con atributos divinos y algunos defectos espirituales, es más probable que vivirá su vida con expectaciones más altas de comportamiento y moralidad con la esperanza de llegar a ser comos sus Padres Celestiales. 

El punto es, nuestra fe no merece desprecio y critica por las personas que interpretan las escrituras en una manera diferente que nosotros. La verdad es que nuestra religión es una fe buena y es maravillosa saber que tenemos un Padre y una Madre en los cielos quienes nos aman.

"El primer hijo [espiritual] nacido fue Jesús…"

Nuestras escrituras, incluyendo la Biblia, nos indica que habían hijos de Dios antes de la creación del mundo, "Cuando alababan todas las estrellas del alba, Y se regocijaban todos los hijos de Dios" (Job 38:7). Los hijos de Dios son "ángeles". Jesucristo fue el primero en nacer, mayor que los demás ángeles, y Él era espiritualmente "como Dios" el Padre. Un título que recibió es "Yahweh" o Jehová, "El Dios en cuya presencia anduvieron mis padres Abraham e Isaac, el Dios que me mantiene desde que yo soy hasta este día, el Ángel que me liberta de todo mal" (Gén. 48:15-16 véase Éxodo 3:2-4; Isa. 63:8 ; Apóc 20:1). 

El primer capítulo de Hebreos nos enseña bastante sobre Jesús y como era antes de nacer. La escena es en la existencia antes de la fundación de la tierra. Cristo es llamado como un heredero del Padre (vers. 2) y fue "hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos" (Hebreos 1:4).3 El "nombre más excelente" que heredó Jesucristo es el nombre de "Dios" su Padre. Jesucristo también lleva el título "YO SOY". En el versículo 5, habla de dos nacimientos : "hoy" en la mañana antes de la creación del universo y "otra vez" cuando nació como Jesús en Belén: "Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, Yo te he engendrado hoy, y otra vez: Yo seré a él Padre, Y él me será a mí hijo?" El fue el Primogénito en espíritu y fue elegido sobre todos los demás hijos de Dios para ser el Unigénito de Dios en la carne, "Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros" (Heb. 1:9). Sus compañeros eran los demás hijos de Dios, hermanos y hermanas espirituales. 

La doctrina de nuestra iglesia enseña que Jesucristo, el Primogénito, es comúnmente llamado Jehová en el Antiguo Testamento "Yo Jehová, el primero" (Isa 41:4). Entonces en el principio (de la creación del universo me imagino), Jesucristo era con Dios y su voluntad era en armonía con la voluntad del Padre. Por eso, llevaba el titulo de "el Verbo" y el titulo de "Dios"."En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios" (Juan 1:1). A través y por medio de Cristo, Dios creó el Universo y todas las cosas. 

Cuando Cristo dijo, "No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas vé a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios" (Juan 20:17) nos enseña que él es nuestro hermano y tenemos el mismo Padre Eterno. Como "el hermano mayor" de los espíritus, Jesucristo es conocido como el "Primogénito"."El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación" (Col 1:15).4 Para nosotros, Jesús el Cristo fue conocido como el Primogénito, el primero, antes de llegar al mundo. "Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios" (Hebreos 1:6). Como Alfa es la primera letra en el alfabeto griego, Jesucristo reveló, "Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último" (Apoc. 1:11). Él es el primero de nacer en espíritu y el obrará para santificar la tierra hasta el fin. La Biblia dice que Jesucristo era "el principio de la creación de Dios". "Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios" (Apoc. 3:14).2 Entendemos que Jesús es un ser nacido, sin embargo, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días enseña que la esencia e "inteligencia" del espíritu no puede ser creado o nacidode la nada (ex-nihilo). "La inteligencia, o sea, la luz de verdad, no fue creada ni hecha, ni tampoco lo puede ser" (DyC 93:29). Y de "las inteligencias que fueron organizadas antes que existiera el mundo; y entre todas éstas había muchas de las nobles y grandes… y estaba entre ellos uno que era semejante a Dios" (Abr. 3: 22,24). La inteligencia/espíritu que era semejante a Dios era el Primogénito. A través y por medio de Él, Dios el Padre creó el universo. Jesús fue escogido para ser el Cristo, el Salvador, el Redentor y el Dios de Israel.

 "La doctrina de la iglesia mormona afirma que Jesús y Satanás son hermanos" – IRR
 
Esta clase de comentario es un truco de propaganda. ¿¡¡Cómo pueden creer los mormones que Jesús y el diablo son hermanos!!? Pues, no es tan difícil si uno lee aún algunos versículos de escritura. Entendemos que cuando Lucifer "nació", él no era el diablo. Se convirtió en Satanás cuando se rebeló contra el Altísimo (Lucas 10: 18; DyC 76: 25-29). En los cielos era un ángel, un "hijo de la mañana". "¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones" (Isa 14:12). El nombre "Lucifer" literalmente significa: El Que Brilla o Portador de Luz. No creemos que su esencia de maldad fue creado por Dios de la nada (DyC 93). Como los demás espíritus, Lucifer fue un hijo espiritual del Padre Celestial, pero su esencia original que siempre ha existido era corrupta y orgullosa, entonces luego dirigió la rebelión en los cielos. Nosotros creemos que todos los hijos espirituales de Dios tenían libre albedrío y escogieron entre seguir el plan de Dios el Padre y Jesucristo, o seguir a Lucifer.

"…de las cuales se engendran espíritus… El primer hijo [espiritual] nacido fue Jesús, luego vinieron el diablo y otras criaturas espirituales." – Matt Slick

No creo que "otras criaturas espirituales" son "engendrados" por Dios. Me imagino que son organizados desde inteligencia y espíritu de una manera desconocida. La tierra, plantas y animales son amadas creaciones de Dios hechas por medio de Jesucristo. Dios dijo que creó todas las cosas por la palabra de su poder, "Porque por el poder de mi Espíritu las he creado; sí, todas las cosas, tanto espirituales como temporales: primero espirituales, en seguida temporales…" (DyC 29: 30-32)Nosotros creemos que cada cosa fue creada primero espiritualmente y después físicamente. "Y toda planta del campo antes que existiese en la tierra, y toda hierba del campo antes que creciese. Porque yo, Dios el Señor, creé espiritualmente todas las cosas de que he hablado, antes que existiesen físicamente sobre la faz de la tierra..."Este incluye los espíritus de los hombres, "Y yo, Dios el Señor había creado a todos los hijos de los hombres; y no había hombre todavía para que labrase la tierra; porque los había creado en el cielo; y aún no había carne sobre la tierra…" (Moisés 3: 5) Es una amplificación de las enseñanzas en la Biblia. Se puede comparar estas escrituras con Génesis 2:4-6 , Núm 16:22 y Jer. 1:5.
Referencias y Notas:

1.) (Talmage, Jesús el Cristo, págs. 577-578)
2.) (Enseñanzas de José Smith Pag. 366)
3.) En Heb. 1:4 la palabra "hecho" es "ginomai" que significa causar de ser (en inglés "to cause to come into being" o "to cause to be"). 
4.) En diccionarios griegos la palabra en Apoc. 3:14 que traduce como "principio" significa primero en posición, orden o cronología. Principalmente refiere a orden y cronología. De hecho, cada vez que el autor Juan utilizó la palabra griega "arkay", es tocante a tiempo y cronología. Si él quería expresar en estos momentos autoridad, origen o causa, hubiera usado "archegos", "aitios" o "rhiza" cuando refiere a CristoRev. 1:8, 3:14, 21:6, 22:13, y Col. 1:18.  Por eso las traducciones de los versículos se interprete correctamente la idea de primero o principio.

3 comentarios:

Lehi Ralivazquez dijo...

Lo de la madre Celestial no somos los únicos que lo creemos, si tan solo echaran un vistazo a lo que opinan de Ruach Hakodesh muy interesante...

Misrahí Helamán V. C. dijo...

Hola Lehi, serias tan amable de pasar el link, o la informacion para que podamos corroborarla? gracias por tus comentarios, saludos cordiales

Admin.

Unknown dijo...

PORQUE CUANDO RESUCITEN DE LOS MUERTOS,NI SE CASARAN NI SE DARAN EN CASAMIENTO ,SINO SERAN COMO LOS ANGELES QUE ESTAN EN LOS CIELOS. s. marcos 12:25